La importancia del desarrollo sostenible


El desarrollo sostenible busca un equilibrio entre el crecimiento económico, la equidad social y la protección ambiental. La OEA maneja programas y proyectos que convierten estas metas en acciones concretas. El principal objetivo del Departamento de Desarrollo Sostenible es ayudar a los Estados miembros a formular políticas y ejecutar proyectos que integren la protección del medio ambiente con el desarrollo rural y el alivio de la pobreza, y que aseguren altos niveles de transparencia, participación pública y equidad de género.

La OEA maneja proyectos de desarrollo sostenible con un valor total de alrededor de 70 millones de dólares. Estos proyectos abarcan las siguientes áreas:

Manejo integrado de recursos hídricos: Por más de tres décadas, la OEA ha apoyado a los países miembros en el manejo de los recursos hídricos transfronterizos de las principales cuencas fluviales de Sur y Centro América. El Departamento de Desarrollo Sostenible trabaja con el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), el Banco Mundial y el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM), en cuencas tan importantes y diversas como las de los ríos Amazonas, La Plata, Guaraní, San Juan y Bermejo. La OEA además participa activamente en varios foros sobre el agua —entre ellos los Diálogos Interamericanos de Administración de Aguas, el más reciente del cual se realizó en Jamaica, así como el IV Foro Mundial del Agua, que tuvo lugar en México— y apoya la Red Interamericana de Recursos Hídricos (RIRH). En 2005, colaboró con la Organización Panamericana de la Salud (OPS) para auspiciar la Segunda Reunión de Ministros de Salud y Medio Ambiente de las Américas, en Mar del Plata, Argentina. El Departamento de Desarrollo Sostenible está haciendo el seguimiento en materia de la salud y el agua, particularmente en el marco de los Objetivos del Milenio.

Desastres naturales y adaptación climática: En abril de 2006, la OEA comenzó un nuevo programa para ayudar a los países miembros a reducir los riesgos presentados por los desastres naturales, particularmente los que son asociados con los cambios climáticos y el aumento del nivel del mar. Además de este programa, la OEA sigue colaborando con la Comunidad Caribeña (CARICOM) en otro proyecto de adaptación al cambio climático. Entre sus actividades se destacan la evaluación de la vulnerabilidad como elemento del proceso de planificación y desarrollo; el apoyo a entidades gubernamentales en el diseño de estándares apropiados para la construcción; la búsqueda de innovadores instrumentos financieros de transferencia de riesgo; y la promoción de la colaboración regional con diversas agencias y organizaciones.

Energía renovable: La OEA actúa como secretaría técnica de la iniciativa Energía Renovable en las Américas (EREA). Este foro ofrece a los gobiernos acceso a la información sobre energía renovable y tecnologías eficientes, y facilita la comunicación entre el sector privado y las entidades energéticas estatales de las Américas. La OEA también brinda asistencia técnica para el desarrollo de proyectos de energía sostenible y la facilitación de su financiación. Uno de sus proyectos más recientes es el desarrollo de energía geotérmica en el Caribe oriental, que cuenta con la financiación del FMAM, el PNUMA y la Agencia Francesa para el Desarrollo.

Biodiversidad: Varias actividades de la OEA apoyan a los países en el manejo eficaz de la diversidad biológica. El esfuerzo principal es la Red Interamericana de Información sobre Biodiversidad (IABIN), que desde 2004 ha recibido apoyo del FMAM-Banco Mundial así como de otras fuentes como la Fundación George and Betty Moore. El Departamento de Desarrollo Sostenible también apoya los esfuerzos de autoridades nacionales de conservación en áreas como la conservación de las especies migratorias y la creación de corredores de biodiversidad. Trabaja con el sector privado para apoyar el financiamiento innovador a través de los pagos por servicios ecológicos, y mantiene un portal electrónico sobre el registro y titulación de tierras que es único de su tipo y que se usa en toda la región.

Derecho ambiental, política y economía: La OEA también realiza evaluaciones ambientales para ayudar a los países a identificar tema ambientales que puedan tener un impacto sobre el comercio. Ofrece apoyo en el desarrollo de prioridades relacionadas con el fomento de la capacidad en materia de leyes, regulaciones y estándares internos que afectan el acceso al mercado de bienes y servicios. La OEA ha colaborado con otras entidades sobre estos temas; se destaca el establecimiento, con el PNUMA, del Grupo de Trabajo sobre Desarrollo Sostenible y la realización, con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), de un Foro Mundial de Comercio, que tuvo lugar en Costa Rica en octubre de 2005. La OEA ha trabajado con la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD), el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la Comisión Norteamericana para la Cooperación Ambiental (CCA), entre otros. Asimismo, a través de su programa sobre derecho ambiental, ha dado apoyo a los países en la elaboración de legislación sobre agua y energía renovable; en los esfuerzos para promover la aplicación más eficaz de leyes nacionales; y en la facilitación de asistencia y reducción de riesgos relacionados con los desastres naturales.

Manejo integral de productos químicos: Este año se comenzó un nuevo programa para ayudar a los países en el manejo de pesticidas y químicos industriales. El programa coordinará sus esfuerzos con el PNUMA, la Convención de Estocolmo y otras entidades, con el fin de mejorar la información disponible sobre el inventario de productos químicos almacenados y ayudar a los países a remediar la situación y tomar acciones correspondientes.